This post is also available in: English (Inglés)

Compañía de Remoción de Asbesto

Llame a ECOS Environmental 24/7 al 1-888-507-3262

Sus expertos locales en remoción de asbesto en Colorado

Remoción de Asbesto | Llame a ECOS al 888-375-3267 para contratar a la mejor compañía de remoción de asbesto en su comunidad local. ECOS es contratado regularmente por clientes comerciales y residenciales para llevar a cabo sus proyectos de eliminación de amianto. Podemos proporcionarle referencias si lo solicita. Los profesionales de ECOS tienen muchos años de experiencia en la eliminación segura del amianto. A continuación, le entregamos un cuestionario para ayudarle a seleccionar un contratista para su proyecto de remoción de asbesto (vea la parte inferior de la página).

Las 10 razones principales por las que los clientes deberían contratar a ECOS para su proyecto de eliminación del amianto:

  1. Operador en vivo de guardia 24/7 para programar su proyecto
  2. Nuestro equipo tiene muchos años de experiencia
  3. Los profesionales de ECOS están certificados por el Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado (CDPHE)
  4. Nuestro equipo lleva uniformes y un campamento; llevan tarjetas de identificación para certificar que han sido investigados con una verificación de antecedentes.
  5. Llegamos a tiempo y nos comprometemos a un horario de trabajo por adelantado.
  6. Nos enfocamos fuertemente en la salud y la seguridad de nuestros clientes.
  7. No tenemos cargos ocultos y hacemos una estimación antes de hacer cualquier trabajo.
  8. Estamos disponibles para hacer trabajos de emergencia de remoción de asbesto
  9. ECOS estará encantado de proporcionarle una lista de referencias si así lo solicita.
  10. La base de clientes habituales que está muy contenta con nuestros servicios

Asbesto: ¿Qué es?

El amianto fue visto una vez como un maravilloso retardante del fuego en la construcción, pero la gente que trabajaba con el material se enfermaba constantemente. Hoy en día, los nombres de las afecciones relacionadas con el amianto, como el mesotelioma o la asbestosis, son reconocibles para la mayoría de las personas debido a la amplia cobertura de la prensa que se produjo en los decenios de 1960 y 1970.

El amianto es un material fibroso ampliamente utilizado como material de construcción y como adhesivo en el suelo y la pared hasta finales del siglo XX. Conocido por su alta resistencia al fuego y al calor, se pensó una vez que era ideal como aislante. A principios de 1900, se sospechó de sus cualidades insalubres, pero no se probaron hasta mediados del siglo pasado. Los materiales a base de amianto siguen encontrándose en algunas estructuras antiguas -abandonadas y ocupadas-, pero el riesgo para la salud proviene de sus partículas en el aire y no de la presencia del material en una estructura; aun así, la presencia de amianto sigue considerándose un peligro potencial. Si el material llega a dañarse, el riesgo de un problema de salud aumenta considerablemente. Abortar su presencia en su casa antes de que esto ocurra puede evitar serios problemas más adelante.

 

Pruebas de asbesto

No todos los productos a base de amianto fueron etiquetados como tales mientras el material estaba en uso, por lo que normalmente no se puede reconocer la presencia de amianto de forma positiva sin probarlo primero. En determinadas circunstancias, por razones de seguridad, la presencia de amianto debe asumirse hasta que sea confirmada o negada por un profesional cualificado. Si bien el uso del amianto comenzó a disminuir a finales del decenio de 1970, todavía quedaban productos sobrantes que se utilizaron durante mucho tiempo después. Incluso hoy en día, algunos estados permiten un uso limitado de productos de amianto.

Se deben realizar pruebas antes de que se altere cualquier material de construcción sospechoso de contener amianto (anterior a 1978). Si usted está planeando renovar o demoler una vieja estructura construida antes de ese año, muchos estados requieren que sea probada por profesionales antes de que el trabajo comience. Por otra parte, si usted ocupa una casa o apartamento antiguo y quiere saber si está viviendo en un ambiente peligroso, iniciar un proceso de prueba podría ayudar a su tranquilidad y a su salud en general. Lo mismo se aplica si estás pensando en comprar, vender o alquilar una estructura potencialmente infestada de amianto. Hacerse la prueba puede ahorrarle mucho estrés y problemas legales más adelante.

No para el bricolaje

Si se descubre asbesto dentro de su propiedad, le corresponde a usted hacer que lo saquen. No necesariamente a ti personalmente. No es realmente un trabajo para un bricolador promedio (incluso capaz), a menos que tenga licencia para la tarea. Los equipos con licencia para la eliminación del amianto están entrenados y equipados para eliminar este material peligroso con un alto nivel de seguridad para ellos mismos y para cualquiera que ocupe la estructura más adelante. Estos equipos especializados siguen las precauciones de seguridad prescritas por la ley. Si un propietario ha descubierto amianto en sus instalaciones, debe ponerse en contacto con expertos en amianto para que se ocupen de él y no intenten arrancarlo ellos mismos. Quitar el material es lo que lanza las fibras peligrosas al aire.

¿Problemas con el asbesto? Elija Ecos Environmental & Restauración de desastres

La primera inspección

Como cualquier trabajo de restauración, el profesional sabe que cada proyecto es diferente ya sea en una residencia, un negocio o un complejo industrial. Un servicio profesional inspeccionará los materiales y recogerá muestras para verificar el contenido de amianto (si lo hay). Con esta información, pueden determinar el riesgo para los ocupantes humanos.

El proceso de eliminación del amianto

Antes de que pueda comenzar el proceso de eliminación del amianto, los profesionales de la reducción están obligados por ley a tomar ciertas precauciones de salvaguardia para evitar riesgos para la salud más adelante, tanto para ellos mismos como para los futuros ocupantes del hogar o la instalación. Primero las áreas afectadas deben ser selladas – completamente. Cada grieta y hueco por el que cualquiera de las fibras peligrosas podría escapar está cubierto con tiras de plástico o cinta. Las entradas en el área afectada serán cerradas y anunciadas con advertencias de no entrar. Otra estrategia eficaz para contener las fibras de amianto es mojar el suelo de la zona que se está abatiendo. Cuando el material de amianto se arranca de su lugar, muchas fibras microscópicas se transmiten por el aire; pero, en última instancia, se asientan, y el agua ayuda a atraparlas en el suelo y es menos probable que se vuelvan a remover, lo que facilita la limpieza final.

Además, el equipo de abatimiento debe protegerse y prevenir cualquier contaminación a cualquier cosa o persona fuera del área afectada. Se usan filtros y máscaras especiales para que los miembros del equipo no respiren en las fibras, lo que lleva a problemas de salud como la asbestosis y el mesotelioma. Cuando la reducción se completa, se duchan a fondo para asegurarse de que están libres de cualquier fibra persistente que podría tener efectos negativos en ellos mismos o en cualquier persona con la que viven o trabajan.

Finalmente, el equipo realiza una prueba de aire para determinar que el recuento de fibras no exceda los límites insalubres. Se sopla una corriente de aire a través del suelo y las paredes, y se toma una muestra del aire mediante un dispositivo de vacío. La muestra de aire se analiza para determinar el contenido de amianto de una de dos maneras: microscopía electrónica de transmisión (MET) o microscopía de contraste de fase (MCP). Legalmente, para permitir una habitación humana segura, una lectura no puede exceder de 0,01 fibras por cc.

De guardia las 24 horas del día, los 7 días de la semana, puede contactarnos en el 1-888-506-3165.

Pruebas de autorización

Algunos estados exigen una prueba de eliminación del amianto por parte de un tercero después de que se haya completado el proceso de reducción para garantizar que toda la presencia del material, incluidas las partículas residuales, sea correcta. Se realizan pruebas de aire una vez más para asegurarse de que no se superen los niveles legales de seguridad.

Cuestiones de salud relacionadas con la asbestosis

Los síntomas de la asbestosis se parecen a los de otros tipos de problemas respiratorios, por lo que la verdadera causa a veces no se trata. Estos síntomas incluyen falta de aliento, hinchazón alrededor de la cara, aliento áspero y seco, abdomen hinchado.

Los síntomas del mesotelioma incluyen la hinchazón y la falta de aliento. Pero otros signos de esta condición también incluyen dolores de pecho, fatiga, sudores nocturnos, pérdida de apetito, tos y pérdida de peso. Como en el caso de la asbestosis, estos síntomas a veces se diagnostican erróneamente para otras enfermedades y el problema real no se trata.